Tartaletas con portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa

tartaletas con portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa

La receta de las tartaletas con champiñones portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa negra (¡menudo nombre!, como dirían en la película de Airbag “¡mú pofesioná!”) nació a raíz de una serie de hechos y circunstancias, la verdad no muy trascendentes en mi vida, pero nos quedaron muy buenos.

La primera de todas ellas es que era mi cumpleaños, venía mi familia a casa y quería hacer, como siempre, algo diferente. Por otro lado, el enano grande de la casa, me había regalado mi primera trufa negra, lo que me hizo mucha ilusión ya que nunca ni la había probado (sólo algún sucedáneo) y mucho menos cocinado con ella. Y por último me acababa de leer el libro de Cocina con Joan Roca a baja temperatura, que creo que todo cocinillas debería de tener. Algún día hablaré de éste.

Así que con todo esto y para preparar algo a baja temperatura y con trufa negra, salió este entrante realmente bueno.

Bueno, pues vamos al tajo.

tartaletas con champiñones portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa negra

Ingredientes para las tartaletas con portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa

  • 1 paquete de pasta filo o brick
  • Champiñones portobello (puedes utilizar las setas o champiñones que más te gusten)
  • Unas ramas de perejil
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • Huevos de codorniz
  • Aceite de oliva
  • Trufa negra
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Mantequilla fundida

Utensilios utilizados

  • Bandeja para magdalenas
  • Termómetro de cocina
  • Placa de inducción con temperatura regulable (opcional)
  • Pincel

Preparación de las tartaletas con portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa

  1. Precalentamos el horno a 200 grados.
  2. Para empezar vamos a preparar todos los ingredientes para tenerlos listos a la hora de cocinar. Cortamos los champiñones portobello y el ajo en láminas. Picamos las hojas de unas ramas de perejil.
  3. En un cazo con agua ponemos a hervir los huevos de codorniz cuando el agua esté a la temperatura indicada. Como son huevos a baja temperatura, los vamos a dejar a 65 grados durante 15-20 minutos. Para controlar la temperatura yo utilicé una placa de inducción con programación de temperatura y un termómetro de cocina. Puedes hacerlo sólo con el termómetro, pero la temperatura subirá y bajará continuamente, así que tendrás que ir regulándola. También puedes utilizar el Thermomix® pero también tienes que estar pendiente de la temperatura. Lo que te recomiendo en cualquier caso, es que pongas huevos de más para ir probando el grado de cocción. La yema tiene que quedar líquida pero densa y la clara como si fueran pasados por agua (para que te hagas una idea).
  4. Ahora vamos con las tartaletas. Untamos las láminas de masa brick o filo con un poco de mantequilla fundida con ayuda de un pincel y ponemos la masa sobre cada hueco de la bandeja de madalenas, dándole forma.
  5. Metemos la bandeja en el horno a 200 grados durante unos 15 minutos o hasta que tengan un bonito color dorado.
  6. Mientras que los huevos están cociéndose, en una sartén honda ponemos un buen chorro de aceite de oliva y sofreímos a fuego medio el ajo en láminas hasta tener un color dorado.
  7. Añadimos a la sartén el champiñón portobello laminado y el perejil picado. A fuego medio-fuerte, damos vueltas de vez en cuando para que se hagan los champiñones. Salpimentamos. Reservamos calientes.
  8. El montaje habrá que hacerse antes de servir para no reblandecer la tartaleta y en caliente. Sobre la tartaleta ponemos los champiñones, como una cucharada o dos. A continuación quitamos la cáscara de los huevos con cuidado y ponemos uno sobre cada tartaleta y salamos un poco cada huevo. Sobre esto rallamos la trufa y servimos inmediatamente.

Sugerencias

  • Puedes añadir a las setas unos taquitos de jamón serrano e incluso un poco de guindilla para que tenga un toque picante.
  • Si ves el tema de la baja temperatura complicado, puedes hacer huevos poché.
  • El tamaño es grande como para comer de pie, así que es mejor utilizar platos y cubiertos. Para un picoteo de pie, te recomiendo que hagas tartaletas más pequeñas.
Sofreír ajos
Sofreír champiñones
Hacer tartaletas
Cocer huevos de codorniz
Montaje de las tartaletas
Trufa negra rallada

¿Resultado? Invitados gratamente sorprendidos y cocineros también.

Vídeo-receta de las tartaletas con champiñones portobello, huevos de codorniz a baja temperatura y trufa negra

Deja un comentario