Salmorejo (Thermomix y tradicional)

A partir de estas fechas, incluso un poco antes, ya empiezan a apetecer comidas más refrescantes y ligeras, así que ya iba siendo hora de empezar a tomar un buen salmorejo.

El salmorejo lo puedes servir como entrante o como aperitivo o como un picoteo informal, por lo que en un momento, tendrás preparado un plato especial y delicioso. Además, si sobra un poco, al día siguiente sobre una tostada con un poco de jamón ibérico….¡Puff!

Lo que de verdad da un toque especial a un buen salmorejo son los tomates. Ya estoy esperando con gran ilusión la remesa de tomates que me llegan directamente de la huerta, de la mano de… ¡mi suegro! ¡Menudos tomates! Ni punto de comparación a los que  compramos hoy por hoy en los supermercados. Prometo hacer un post en detalle cuando me empiecen a llegar los productos de la huerta de Lalo.

Salmorejo con Thermomix

Ingredientes para realizar el Salmorejo

  • 150 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 4 huevos duros
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 1 o 2 dientes de ajo (cantidad según gustos)
  • 1 kilo de tomates rojos maduros
  • Sal
  • 150 gramos de miga de pan del día anterior (si no tienes, prueba a hacerlo con pan de molde, también queda fenomenal)
  • 30 gramos de vinagre de Jerez (cantidad según gustos)

Cómo hacer el salmorejo

El salmorejo se puede hacer de una manera tradicional con el robot de cocina que tengas o con una batidora. Yo lo hago con la Thermomix ya que es el robot de cocina que tengo. A mi personalmente me da igual que queden trocitos pequeños de la piel de los tomates, pero si tu eres de las que sí o quieres que tenga una mejor presentación, pela los tomates antes de triturarlos.

Si tienes Thermomix, puedes picar el huevo duro durante 2 segundos a velocidad 4, aunque también se pueden picar a mano o cualquier otro utensilio del grosor que deseemos ya que va a servir para la decoración del plato.

De la misma manera, hay que trocear el jamón serrano. En la Thermomix, ponemos el jamón en el vaso con la tapa cerrada y le damos unos 5 golpes de Turbo, dependiendo del tamaño que queramos. Lo reservamos ya que va a servir también para la decoración o acompañamiento del plato.

Ponemos en el vaso el ajo, el tomate y la sal y batimos bien. Con la Thermomix serían 30 segundos a velocidad 5.

Añadimos el pan y el vinagre. Si va a ser para gente que no les gusta muy fuerte, yo le pongo la mitad de la cantidad de vinagre. Trituramos durante 30 segundos a velocidad 5 y después lo ponemos 2 minutos a velocidad 10. Tiene que quedar bien triturado, así que si vemos algún grumo, seguimos batiendo hasta que queda una crema lo más fina posible.

Vamos añadiendo el aceite poco a poco, mientras seguimos batiendo. En la Thermomix, con el cubilete puesto, vertemos el aceite en la tapa y programamos a velocidad 5, hasta que el aceite se haya incorporado por completo.

Reservamos el salmorejo en el frigorífico hasta el momento de servir, que decoraremos por encima con el jamón serrano y el huevo duro que teníamos reservado.

 

Fuente: Libro Imprescindible TM 31.

1 comentario
  1. Esta buenisimo,gracias

Deja un comentario