Cómo hacer conservas caseras (baño abierto o María)

Cómo os comenté en la entrada para hacer mermelada de frutos del bosque, ahora toca conservarla en tarros para que nos dure bastante tiempo. Ya que hemos salido a buscar fruta, que tenemos cantidades ingentes de fruta/verdura muy madura a punto de estropearse o simplemente que hemos hecho alguna preparación que merezca la pena conservar en tarros, nos ponemos a ello, para que más adelante podamos tirar de nuestras estupendas conservas sin miedo a que se hayan estropeado por el paso del tiempo.

Cómo hacer conservas caseras

Hay diferentes maneras de conservar nuestros alimentos y aquí os muestro 1 de ellas, llamada de baño abierto o al baño María a 100 grados. Esta forma de esterilización se hará con alimentos ácidos, o que contengan zumo de limón, o vinagre…

Revisión y selección de envases. Lo primero que tenemos que hacer es revisar tanto los envases como las tapas de cada uno de ellos. Chequeamos que están todos en buen estado y que las tapas cierran bien. Cuidado con esto último, ya que si al intentar cerrar el tarro con todas nuestras fuerzas, la tapa cede y continua dando vueltas, habrá que desecharla.

Esterilización de tapas y envases. Hay varias formar de esterilizar los tarros pero una de ellas es lavar bien con agua y jabón tanto los botes como las tapas y ponerlos a hervir en una cazuela cubiertos por agua durante 10 minutos. Al finalizar el tiempo, los ponemos a secar boca abajo en un trapo limpio.

Llenar los envases. Llenamos los tarros bien para que no quede aire y quede ajustada en el mismo. Tenemos que dejar 1 o 2 centímetros de espacio hasta el final del tarro, que no quede justo en el borde del tarro. Limpiamos con un trapo húmedo los restos de la conserva que hayan quedado en el borde. Cerramos muy bien los envases con sus tapas.

Hervir las conservas preparadas. Ponemos en una cazuela bastante alta unos trapos, papel de aluminio o rejilla para que al hervir los tarros no se rompan. Introducimos los tarros con las tapas hacia arriba y llenamos de agua hasta que las tapas estén cubiertas (unos 4 o 5 centímetros sobre las tapas). Ponemos en el fuego a temperatura alta para que hiervan. Debemos dejar hirviendo los tarros unos 20 minutos (desde que empieza a hervir). Una vez terminado este tiempo, dejamos enfriar. Podemos ir añadiendo a la cazuela agua fría de forma gradual para que se vayan enfriando.

Una vez que que el tarro se ha enfriado por completo, comprobamos que la tapa esté bien cerrada y si se abre con facilidad, mejor conservamos en la nevera y lo consumimos rápido. De lo contrario, ponemos la fecha en el bote y pueden aguantar un año con facilidad.

Paso a paso cómo hacer conservas

Así es como yo hice las conservas de la mermelada de frutos del bosque.

Deja un comentario